Tres consejos para prevenir la diabetes y la obesidad

Entre las complicaciones se incluyen enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, enfermedad de las arterias coronarias) La doctora María […]

Entre las complicaciones se incluyen enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, enfermedad de las arterias coronarias)

La doctora María Isabel Vera, gerente médico en Abbott, Perú, señaló que la diabetes aumenta el riesgo de complicaciones y comorbilidades, así como el riesgo de padecer obesidad. Si los niveles de glucosa en sangre se mantienen elevados durante un largo periodo de tiempo, las personas que padecen diabetes tipo 2 pueden sufrir daños en los tejidos y órganos de su cuerpo. Esto, a su vez, puede provocar complicaciones de salud.

Entre las complicaciones se incluyen enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, enfermedad de las arterias coronarias); daños en los nervios, daños en los riñones y daños en los ojos que pueden llevar a la ceguera.

La buena noticia es que tanto el desarrollo de la diabetes así como la obesidad y sus complicaciones podrían ralentizarse o prevenirse mediante simples intervenciones en el estilo de vida. Entre ellos, la pérdida de peso, la reducción de calorías y el aumento de la actividad física.

¿Cómo cambiar la percepción de la nutrición?


“Más allá del tratamiento de estas afecciones, las intervenciones sobre el estilo de vida también pueden ayudar a reducir la diabetes y obesidad. Inculcar buenos hábitos pondrá a los niños en una senda saludable a medida que crecen. También puede ayudar a los adultos a cambiar de rumbo y evitar que desarrollen diabetes en el futuro”, señaló María Isabel Vera. La especialista brindó tres consejos para mantenerse lejos de la diabetes:

Tener un hábito de consumo equilibrado y basado en una pérdida de peso modesta pero persistente, para hacer frente a esta epidemia. Estos cambios en el estilo de vida implican la disminución de la ingesta de calorías y grasas saturadas. También incluye el aumento de la actividad física y la oferta de apoyo conductual y educación para convertir estos cambios en hábitos a largo plazo.

Ampliar los hábitos alimenticios mediante opciones de sustitución de comidas o tentempiés a través de suplementos nutricionales y batidos que están equilibrados. Los batidos ayudan a reducir la ingesta de grasas y carbohidratos, al tiempo que aumentan los niveles de proteínas, fibra, vitaminas y minerales. Muchos estudios han demostrado que estas opciones nutricionales de sustitución de comidas pueden ayudar a las personas a mantener la pérdida de peso a largo plazo.

Realizar ejercicio de manera constante no solo permitirá minimizar el riesgo de sufrir de diabetes, sino también brindará una mejor capacidad física y tener un estado de salud más resistente ante otras enfermedades.

24 noviembre, 2021

Entre las complicaciones se incluyen enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, enfermedad de las arterias coronarias)

La doctora María Isabel Vera, gerente médico en Abbott, Perú, señaló que la diabetes aumenta el riesgo de complicaciones y comorbilidades, así como el riesgo de padecer obesidad. Si los niveles de glucosa en sangre se mantienen elevados durante un largo periodo de tiempo, las personas que padecen diabetes tipo 2 pueden sufrir daños en los tejidos y órganos de su cuerpo. Esto, a su vez, puede provocar complicaciones de salud.

Entre las complicaciones se incluyen enfermedades cardiovasculares (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, enfermedad de las arterias coronarias); daños en los nervios, daños en los riñones y daños en los ojos que pueden llevar a la ceguera.

La buena noticia es que tanto el desarrollo de la diabetes así como la obesidad y sus complicaciones podrían ralentizarse o prevenirse mediante simples intervenciones en el estilo de vida. Entre ellos, la pérdida de peso, la reducción de calorías y el aumento de la actividad física.

¿Cómo cambiar la percepción de la nutrición?


“Más allá del tratamiento de estas afecciones, las intervenciones sobre el estilo de vida también pueden ayudar a reducir la diabetes y obesidad. Inculcar buenos hábitos pondrá a los niños en una senda saludable a medida que crecen. También puede ayudar a los adultos a cambiar de rumbo y evitar que desarrollen diabetes en el futuro”, señaló María Isabel Vera. La especialista brindó tres consejos para mantenerse lejos de la diabetes:

Tener un hábito de consumo equilibrado y basado en una pérdida de peso modesta pero persistente, para hacer frente a esta epidemia. Estos cambios en el estilo de vida implican la disminución de la ingesta de calorías y grasas saturadas. También incluye el aumento de la actividad física y la oferta de apoyo conductual y educación para convertir estos cambios en hábitos a largo plazo.

Ampliar los hábitos alimenticios mediante opciones de sustitución de comidas o tentempiés a través de suplementos nutricionales y batidos que están equilibrados. Los batidos ayudan a reducir la ingesta de grasas y carbohidratos, al tiempo que aumentan los niveles de proteínas, fibra, vitaminas y minerales. Muchos estudios han demostrado que estas opciones nutricionales de sustitución de comidas pueden ayudar a las personas a mantener la pérdida de peso a largo plazo.

Realizar ejercicio de manera constante no solo permitirá minimizar el riesgo de sufrir de diabetes, sino también brindará una mejor capacidad física y tener un estado de salud más resistente ante otras enfermedades.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *