Señales de alerta que pueden indicar problemas con la tiroides

Según especialistas la prueba para medir los niveles de THS en el cuerpo se debe realizar anualmente, sobre todo las […]

Según especialistas la prueba para medir los niveles de THS en el cuerpo se debe realizar anualmente, sobre todo las personas mayores de 60 años

El cansancio, la caída del cabello o incluso el aumento de peso podrían ser señales de algún trastorno de la tiroides. Así lo confirma el Dr. Luis Huarachí, médico endocrinólogo y miembro de la Sociedad Peruana de Endocrinología, quien asegura que muchas personas normalizan estos síntomas por el estrés o por llevar un estilo de vida poco saludable.

“Estas alteraciones se presentan en las mujeres con una frecuencia de 5 a 8 veces mayor que en los varones. En ellas puede generar problemas de fertilidad, obesidad, problemas cardiacos, entre otros”, agrega.

A fin de apoyar en el conocimiento de los problemas de tiroides y fomentar la identificación oportuna, a continuación, el especialista detalla cuáles son los principales trastornos y las señales de alerta que puede presentar un paciente no diagnosticado:

Hipotiroidismo


Desorden en el cual la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de ciertas hormonas. Causa fatiga o somnolencia, sensibilidad al frío, aumento de peso, depresión, caída de cabello, variaciones menstruales, uñas frágiles y piel seca.

Hipertiroidismo


Se produce cuando la glándula tiroides secreta demasiada hormona tiroxina, acelerando el metabolismo del cuerpo y causando pérdida de peso involuntaria y latidos rápidos o irregulares. Asimismo, puede presentar síntomas como nerviosismo, irritabilidad, ansiedad, incremento de la sudoración y manos temblorosas.

Luis Huarachí recomienda que los pacientes con esta condición y que llevan un tratamiento, mantengan su mismo horario y medicamento. En caso de realizar algún cambio, el médico tendría que evaluar nuevamente la dosis.

«Se debe tener un adecuado seguimiento y control de la patología. La periodicidad de las consultas es determinada por el médico especialista, de acuerdo con la necesidad de cada caso. Por ejemplo, para pacientes con hipotiroidismo, puede ser cada tres meses; mientras que, en el caso de aquellos con hipertiroidismo o en fases iniciales de cualquiera de las dos enfermedades, puede ser hasta cada 14 días”, indica.

El especialista explica que el diagnóstico de estas enfermedades se logra a través de un examen de hormona estimulante de tiroides (THS). El examen permite identificar a tiempo cualquier alteración. «El test se debe realizar desde los 18 años en adelante y si el resultado es negativo, se debe volver a proceder con este examen dentro de 3 años. En el caso de los pacientes mayores de 60 años, se recomienda tomar la prueba cada año», finaliza.

3 diciembre, 2021

Según especialistas la prueba para medir los niveles de THS en el cuerpo se debe realizar anualmente, sobre todo las personas mayores de 60 años

El cansancio, la caída del cabello o incluso el aumento de peso podrían ser señales de algún trastorno de la tiroides. Así lo confirma el Dr. Luis Huarachí, médico endocrinólogo y miembro de la Sociedad Peruana de Endocrinología, quien asegura que muchas personas normalizan estos síntomas por el estrés o por llevar un estilo de vida poco saludable.

“Estas alteraciones se presentan en las mujeres con una frecuencia de 5 a 8 veces mayor que en los varones. En ellas puede generar problemas de fertilidad, obesidad, problemas cardiacos, entre otros”, agrega.

A fin de apoyar en el conocimiento de los problemas de tiroides y fomentar la identificación oportuna, a continuación, el especialista detalla cuáles son los principales trastornos y las señales de alerta que puede presentar un paciente no diagnosticado:

Hipotiroidismo


Desorden en el cual la glándula tiroides no produce la cantidad suficiente de ciertas hormonas. Causa fatiga o somnolencia, sensibilidad al frío, aumento de peso, depresión, caída de cabello, variaciones menstruales, uñas frágiles y piel seca.

Hipertiroidismo


Se produce cuando la glándula tiroides secreta demasiada hormona tiroxina, acelerando el metabolismo del cuerpo y causando pérdida de peso involuntaria y latidos rápidos o irregulares. Asimismo, puede presentar síntomas como nerviosismo, irritabilidad, ansiedad, incremento de la sudoración y manos temblorosas.

Luis Huarachí recomienda que los pacientes con esta condición y que llevan un tratamiento, mantengan su mismo horario y medicamento. En caso de realizar algún cambio, el médico tendría que evaluar nuevamente la dosis.

«Se debe tener un adecuado seguimiento y control de la patología. La periodicidad de las consultas es determinada por el médico especialista, de acuerdo con la necesidad de cada caso. Por ejemplo, para pacientes con hipotiroidismo, puede ser cada tres meses; mientras que, en el caso de aquellos con hipertiroidismo o en fases iniciales de cualquiera de las dos enfermedades, puede ser hasta cada 14 días”, indica.

El especialista explica que el diagnóstico de estas enfermedades se logra a través de un examen de hormona estimulante de tiroides (THS). El examen permite identificar a tiempo cualquier alteración. «El test se debe realizar desde los 18 años en adelante y si el resultado es negativo, se debe volver a proceder con este examen dentro de 3 años. En el caso de los pacientes mayores de 60 años, se recomienda tomar la prueba cada año», finaliza.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *