Más de 6.000 personas beneficiadas con programas de la Cruz Roja

Desde el año 2015 el objetivo es evitar los efectos que puede causar la soledad y frenar en la medida […]

Desde el año 2015 el objetivo es evitar los efectos que puede causar la soledad y frenar en la medida de lo posible la dependencia

Para beneficiar a las personas mayores, especialmente aquellos que viven solos y tienen problemas de movilidad reducida y de salud, la Cruz Roja está centrada en la atención integral de ellos, con actividades que estimulan una vida activa y saludable y las relaciones sociales.

Desde el año 2015 el objetivo es evitar los efectos que puede causar la soledad y frenar en la medida de lo posible la dependencia, además, de poder aumentar exponencialmente el porcentaje de población mayor de 65 años que participa o se beneficia de alguna de sus iniciativas.

“Y a juzgar por las cifras, lo está logrando, pues en apenas tres años ha pasado de atender a 1.866 personas mayores en la provincia a las 5.814 contabilizadas en 2018. Y ese dato será mucho mayor este año, si tenemos en cuenta que en solo seis meses ya se ha superado el número de personas atendidas durante el ejercicio anterior”, destacó la entidad.

Los diferentes proyectos de la Cruz Roja como “Atención a personas cuidadoras” o “Atención integral a personas mayores”, son una forma de ofrecer acompañamiento a quienes viven solas, fomenta un envejecimiento participativo y mitiga el riesgo de sufrir situaciones de dependencia, con todo tipo de actividades que animan a adoptar hábitos saludables y la autonomía personal.

Asimismo, es una manera de aliviar el desgaste físico y emocional que suelen sufrir quienes se encargan de cuidar, de forma habitual, a personas dependientes mayores de 65 años de edad.

Te puede interesar: Esperan en España crear un Consejería para los asuntos de las personas mayores

Gracias al financiamiento de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, a través de los fondos procedentes de la asignación tributaria del 0,7 % del IRPF, que se consignan marcando la casilla de ‘Actividades de Interés Social’ de la declaración de la Renta: la llamada ‘X solidaria’.

De igual manera, existen otros servicios para las personas mayores, como la teleasistencia (domiciliaria, móvil y el localizador para personas con deterioro cognitivo) o los proyectos ‘Buen Trato a las Personas Mayores: Promoción del trato adecuado y protección frente al maltrato’ y ‘Atención a personas en proceso de envejecimiento’, ambos con fondos provenientes del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Estos proyectos son efectuados por 375 voluntarios y voluntarias que a día de hoy están dados de alta dentro de este departamento de la entidad hacen compañía a quienes sufren soledad tanto dentro como fuera de casa, para llevar a cabo todo tipo de actividades, como visitas al médico, gestiones o simplemente dar un paseo.

Por otra parte, ayudan con las necesidades del día a día de las personas mayores, especialmente a quienes tienen movilidad reducida: desde el préstamo de artículos de apoyo como muletas o sillas de ruedas a algo tan sencillo como ayudar a bajar las escaleras y acompañarle en un desplazamiento fuera de casa; una gran dificultad para quien vive sola.

“Estas cifras ilustran el esfuerzo que desde hace ya varios años estamos haciendo para conseguir ampliar cuantitativa y cualitativamente nuestra intervención con este sector de la población, cada vez más numeroso, más allá de la atención, de la compañía y la cercanía del voluntariado, nuestro empeño pasa también por reconocer y hacer visible la importancia que las personas mayores tienen en la sociedad”, destaca la responsable provincial de Mayores de Cruz Roja, María Torralbo.

12 julio, 2019

Desde el año 2015 el objetivo es evitar los efectos que puede causar la soledad y frenar en la medida de lo posible la dependencia

Para beneficiar a las personas mayores, especialmente aquellos que viven solos y tienen problemas de movilidad reducida y de salud, la Cruz Roja está centrada en la atención integral de ellos, con actividades que estimulan una vida activa y saludable y las relaciones sociales.

Desde el año 2015 el objetivo es evitar los efectos que puede causar la soledad y frenar en la medida de lo posible la dependencia, además, de poder aumentar exponencialmente el porcentaje de población mayor de 65 años que participa o se beneficia de alguna de sus iniciativas.

“Y a juzgar por las cifras, lo está logrando, pues en apenas tres años ha pasado de atender a 1.866 personas mayores en la provincia a las 5.814 contabilizadas en 2018. Y ese dato será mucho mayor este año, si tenemos en cuenta que en solo seis meses ya se ha superado el número de personas atendidas durante el ejercicio anterior”, destacó la entidad.

Los diferentes proyectos de la Cruz Roja como “Atención a personas cuidadoras” o “Atención integral a personas mayores”, son una forma de ofrecer acompañamiento a quienes viven solas, fomenta un envejecimiento participativo y mitiga el riesgo de sufrir situaciones de dependencia, con todo tipo de actividades que animan a adoptar hábitos saludables y la autonomía personal.

Asimismo, es una manera de aliviar el desgaste físico y emocional que suelen sufrir quienes se encargan de cuidar, de forma habitual, a personas dependientes mayores de 65 años de edad.

Te puede interesar: Esperan en España crear un Consejería para los asuntos de las personas mayores

Gracias al financiamiento de la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación, a través de los fondos procedentes de la asignación tributaria del 0,7 % del IRPF, que se consignan marcando la casilla de ‘Actividades de Interés Social’ de la declaración de la Renta: la llamada ‘X solidaria’.

De igual manera, existen otros servicios para las personas mayores, como la teleasistencia (domiciliaria, móvil y el localizador para personas con deterioro cognitivo) o los proyectos ‘Buen Trato a las Personas Mayores: Promoción del trato adecuado y protección frente al maltrato’ y ‘Atención a personas en proceso de envejecimiento’, ambos con fondos provenientes del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social.

Estos proyectos son efectuados por 375 voluntarios y voluntarias que a día de hoy están dados de alta dentro de este departamento de la entidad hacen compañía a quienes sufren soledad tanto dentro como fuera de casa, para llevar a cabo todo tipo de actividades, como visitas al médico, gestiones o simplemente dar un paseo.

Por otra parte, ayudan con las necesidades del día a día de las personas mayores, especialmente a quienes tienen movilidad reducida: desde el préstamo de artículos de apoyo como muletas o sillas de ruedas a algo tan sencillo como ayudar a bajar las escaleras y acompañarle en un desplazamiento fuera de casa; una gran dificultad para quien vive sola.

“Estas cifras ilustran el esfuerzo que desde hace ya varios años estamos haciendo para conseguir ampliar cuantitativa y cualitativamente nuestra intervención con este sector de la población, cada vez más numeroso, más allá de la atención, de la compañía y la cercanía del voluntariado, nuestro empeño pasa también por reconocer y hacer visible la importancia que las personas mayores tienen en la sociedad”, destaca la responsable provincial de Mayores de Cruz Roja, María Torralbo.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *