Los ancianos y el avión

Los aviones, las esperas y los cambios horarios son siempre agotadores para cualquier persona. Más aún si quien viaja tiene […]

Los aviones, las esperas y los cambios horarios son siempre agotadores para cualquier persona. Más aún si quien viaja tiene edad avanzada y el viaje es largo. Es por eso que hay que tener en cuenta unos consejos básicos, sobre todo si los ancianos tienen alguna enfermedad específica de las que no nos podamos olvidar por unas horas.

Normalmente, no suele haber problemas en viajes cortos. Pero cuando la distancia es más larga, las complicaciones y el riesgo de derrames cerebrales es mayor. No es algo que pase a menudo, pero tener claras unas pautas para llevar a cabo mientras se viaja con ancianos, puede evitarnos muchos sustos.

  • Coméntale a tu médico tu deseo de viajar. Es importante que lo sepa. Él decidirá si no existe problema para subirse a un avión o si, por el contrario, es importante realizar unas pruebas previas al viaje.
  • Viaja con lo más cómodo que tengas. Vas a estar sentado unas cuantas horas, por lo que es importante llevar ropa que no cause ninguna molestia. Además, existe el mismo problema que cuando vamos al cine: nunca sabes qué temperatura va a hacer en el avión. En caso de ser verano, llevate una chaqueta por si pasas frío durante el vuelo. Te evitará más de un resfriado y nunca sobra.
  • Asegura tu viaje. Es recomendable contar con un seguro de viaje con garantías de asistencia médica, gastos médicos y repatriación. Es posible que necesites atención médica en tu zona de destino, y es especialmente importate que compres un seguro de viaje cuando pases las fronteras de tu país. Son muchas de las compañías que tienen estos servicios para gente de más de 60 años. Además, un seguro de cancelación de viaje te ayudará si surgen imprevistos.
  • Durante el vuelo y, sobre todo, si son viajes largos, intenta estirar las piernas. Da pequeños paseos por el avión. Según la Organización Mundial de la Salud –OMS- los viajes de más de cuatro horas pueden causar trombosis en las personas mayores.
  • No olvides tu medicación. Ya sabemos que no la vas a dejar en casa, pero en caso de que debas tenerla a mano, no la metas en la maleta. Aunque no factures, no vas a poder hacer uso de tu maleta durante el vuelo, así que llevala en un bolso de mano para poder usarla en caso de necesidad. Si vas a viajar fuera del país, pídele a tu médico que te escriba una descripción de tu estado de salud y los medicamentos que estas tomando en inglés. Puede ser de gran ayuda cuando necesitas comprar en un país extranjero y no sabes cómo explicarte en otras lenguas.
  • Hablando de maletas: sabemos que es difícil elegir y que somos muy dados a querer llevarnos toda nuestra con nosotros, pero intenta que el equipaje sea ligero. Investiga sobre el tiempo que va a hacer y mete sólo lo esencial.
  • Si usas anticoagulante, debes informárselo a uno de los miembros de la compañía aérea, ya que, en ocasiones se pueden manifestar hemorragias nasales debido al clima seco originado por el aire acondicionado.

Con estos pequeños y fáciles consejos, seguro que vas más seguro en tu viaje con ancianos en avión. Ten especial cuidado sobre todo cuando los viajes son de 4 horas o más y, como te hemos aconsejado más arriba, no dudes en comunicárselo a tu médico.

12 noviembre, 2018

Los aviones, las esperas y los cambios horarios son siempre agotadores para cualquier persona. Más aún si quien viaja tiene edad avanzada y el viaje es largo. Es por eso que hay que tener en cuenta unos consejos básicos, sobre todo si los ancianos tienen alguna enfermedad específica de las que no nos podamos olvidar por unas horas.

Normalmente, no suele haber problemas en viajes cortos. Pero cuando la distancia es más larga, las complicaciones y el riesgo de derrames cerebrales es mayor. No es algo que pase a menudo, pero tener claras unas pautas para llevar a cabo mientras se viaja con ancianos, puede evitarnos muchos sustos.

  • Coméntale a tu médico tu deseo de viajar. Es importante que lo sepa. Él decidirá si no existe problema para subirse a un avión o si, por el contrario, es importante realizar unas pruebas previas al viaje.
  • Viaja con lo más cómodo que tengas. Vas a estar sentado unas cuantas horas, por lo que es importante llevar ropa que no cause ninguna molestia. Además, existe el mismo problema que cuando vamos al cine: nunca sabes qué temperatura va a hacer en el avión. En caso de ser verano, llevate una chaqueta por si pasas frío durante el vuelo. Te evitará más de un resfriado y nunca sobra.
  • Asegura tu viaje. Es recomendable contar con un seguro de viaje con garantías de asistencia médica, gastos médicos y repatriación. Es posible que necesites atención médica en tu zona de destino, y es especialmente importate que compres un seguro de viaje cuando pases las fronteras de tu país. Son muchas de las compañías que tienen estos servicios para gente de más de 60 años. Además, un seguro de cancelación de viaje te ayudará si surgen imprevistos.
  • Durante el vuelo y, sobre todo, si son viajes largos, intenta estirar las piernas. Da pequeños paseos por el avión. Según la Organización Mundial de la Salud –OMS- los viajes de más de cuatro horas pueden causar trombosis en las personas mayores.
  • No olvides tu medicación. Ya sabemos que no la vas a dejar en casa, pero en caso de que debas tenerla a mano, no la metas en la maleta. Aunque no factures, no vas a poder hacer uso de tu maleta durante el vuelo, así que llevala en un bolso de mano para poder usarla en caso de necesidad. Si vas a viajar fuera del país, pídele a tu médico que te escriba una descripción de tu estado de salud y los medicamentos que estas tomando en inglés. Puede ser de gran ayuda cuando necesitas comprar en un país extranjero y no sabes cómo explicarte en otras lenguas.
  • Hablando de maletas: sabemos que es difícil elegir y que somos muy dados a querer llevarnos toda nuestra con nosotros, pero intenta que el equipaje sea ligero. Investiga sobre el tiempo que va a hacer y mete sólo lo esencial.
  • Si usas anticoagulante, debes informárselo a uno de los miembros de la compañía aérea, ya que, en ocasiones se pueden manifestar hemorragias nasales debido al clima seco originado por el aire acondicionado.

Con estos pequeños y fáciles consejos, seguro que vas más seguro en tu viaje con ancianos en avión. Ten especial cuidado sobre todo cuando los viajes son de 4 horas o más y, como te hemos aconsejado más arriba, no dudes en comunicárselo a tu médico.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *