Las nuevas generaciones registran los peores índices de salud

Cuando hablamos de gozar de buena salud, es estar en un estado de perfecto bienestar físico, mental y social Para […]

Cuando hablamos de gozar de buena salud, es estar en un estado de perfecto bienestar físico, mental y social

Para el año 2050, según la Organización Mundial de la Salud, se espera que el porcentaje de personas mayores de 60 años de edad en todo el mundo se duplique. Aunque no todas las personas envejecen igual, es importante los factores que influyen en la calidad de vida de los adultos mayores y muchos de ellos implican hábitos saludables que se deben iniciar desde la juventud.

Cuando hablamos de gozar de buena salud, es estar en un estado de perfecto bienestar físico, mental y social, por lo que, si un individuo está saludable, su proceso de envejecimiento será mejor y tendrá la capacidad de percibir y adaptarse a los cambios naturales que se van produciendo con la edad.

Las nuevas generaciones registran los peores índices de salud, en comparación con otras generaciones, la mayoría padece de condiciones como:

La depresión, el trastorno por consumo de sustancias, presión arterial alta, hiperactividad, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, colesterol alto, trastorno por consumo de tabaco, condiciones cardiovasculares y condiciones endocrinas, entre otros.

Te puede interesar: El cuello indica el estado de nutrición de las personas mayores

Esto se debe al sedentarismo y al alto índices de estrés y la ansiedad. Y aunque los millennials se interesan, compran y consumen algunos productos por moda o por recomendación de sus amigos, no tienen una continuidad en su autocuidado.

Por lo tanto, la prevención es el término a tener presente al momento de ir envejeciendo, “muchos de los costos en salud por enfermedades prevenibles no serían tan elevados”, destacó Clara Lucía Valderrama, Nutricionista y Dietista.

Para la especialista, la falta de tiempo, el tráfico, el estrés que genera el día a día del trabajo y la contaminación de las ciudades, las personas olvidan que deben sacarle tiempo a su salud y su cuidado.

Por lo tanto, dejan a un lado las actividades físicas y descuidan su alimentación, casi no tienen tiempo para desayunar, descansar, dormir e, incluso, compartir tiempo de calidad con sus seres queridos, acciones que afectarán su envejecimiento y su condición de salud en años posteriores.

“Desde que nacemos empezamos a envejecer, por eso es importante tener un estilo de vida beneficioso desde la niñez, el cual ayudará a lograr un envejecimiento más saludable”, aseveró la doctora.

Es necesario, establecer una alimentación equilibrada que incluya proteínas bajas en grasa o de origen vegetal, alimentos que aporten carbohidratos y fibra como frutas y verduras (de estos se recomiendan 400 gr. al día de diversos colores), consumo de grasas de origen vegetal, bajo consumo de azúcares, sodio, y grasas trans.

Además, mantener una adecuada hidratación con agua, bebidas bajas en calorías o que contengan antioxidantes como el té verde.

Asimismo, recomiendan que los adultos entre 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, una salud mental saludable es importante, por lo que las actividades de esparcimiento, meditación, recreación y concentración, así como un adecuado descanso, son vitales para cualquier persona.

Y después de los 30 años de edad, se presenta una pérdida natural de masa ósea. Se recomienda consumir alimentos buena fuente de Calcio o suplementos, que incluyan Vitamina D y Magnesio.

4 septiembre, 2019

Cuando hablamos de gozar de buena salud, es estar en un estado de perfecto bienestar físico, mental y social

Para el año 2050, según la Organización Mundial de la Salud, se espera que el porcentaje de personas mayores de 60 años de edad en todo el mundo se duplique. Aunque no todas las personas envejecen igual, es importante los factores que influyen en la calidad de vida de los adultos mayores y muchos de ellos implican hábitos saludables que se deben iniciar desde la juventud.

Cuando hablamos de gozar de buena salud, es estar en un estado de perfecto bienestar físico, mental y social, por lo que, si un individuo está saludable, su proceso de envejecimiento será mejor y tendrá la capacidad de percibir y adaptarse a los cambios naturales que se van produciendo con la edad.

Las nuevas generaciones registran los peores índices de salud, en comparación con otras generaciones, la mayoría padece de condiciones como:

La depresión, el trastorno por consumo de sustancias, presión arterial alta, hiperactividad, enfermedad de Crohn, colitis ulcerosa, colesterol alto, trastorno por consumo de tabaco, condiciones cardiovasculares y condiciones endocrinas, entre otros.

Te puede interesar: El cuello indica el estado de nutrición de las personas mayores

Esto se debe al sedentarismo y al alto índices de estrés y la ansiedad. Y aunque los millennials se interesan, compran y consumen algunos productos por moda o por recomendación de sus amigos, no tienen una continuidad en su autocuidado.

Por lo tanto, la prevención es el término a tener presente al momento de ir envejeciendo, “muchos de los costos en salud por enfermedades prevenibles no serían tan elevados”, destacó Clara Lucía Valderrama, Nutricionista y Dietista.

Para la especialista, la falta de tiempo, el tráfico, el estrés que genera el día a día del trabajo y la contaminación de las ciudades, las personas olvidan que deben sacarle tiempo a su salud y su cuidado.

Por lo tanto, dejan a un lado las actividades físicas y descuidan su alimentación, casi no tienen tiempo para desayunar, descansar, dormir e, incluso, compartir tiempo de calidad con sus seres queridos, acciones que afectarán su envejecimiento y su condición de salud en años posteriores.

“Desde que nacemos empezamos a envejecer, por eso es importante tener un estilo de vida beneficioso desde la niñez, el cual ayudará a lograr un envejecimiento más saludable”, aseveró la doctora.

Es necesario, establecer una alimentación equilibrada que incluya proteínas bajas en grasa o de origen vegetal, alimentos que aporten carbohidratos y fibra como frutas y verduras (de estos se recomiendan 400 gr. al día de diversos colores), consumo de grasas de origen vegetal, bajo consumo de azúcares, sodio, y grasas trans.

Además, mantener una adecuada hidratación con agua, bebidas bajas en calorías o que contengan antioxidantes como el té verde.

Asimismo, recomiendan que los adultos entre 18 a 64 años dediquen como mínimo 150 minutos semanales a la práctica de actividad física aeróbica, una salud mental saludable es importante, por lo que las actividades de esparcimiento, meditación, recreación y concentración, así como un adecuado descanso, son vitales para cualquier persona.

Y después de los 30 años de edad, se presenta una pérdida natural de masa ósea. Se recomienda consumir alimentos buena fuente de Calcio o suplementos, que incluyan Vitamina D y Magnesio.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *