Jóvenes asintomáticos originan brotes de covid-19

La mayoría de los adultos jóvenes que inician brotes lo hacen antes de empezar a tener síntomas El grupo de […]

La mayoría de los adultos jóvenes que inician brotes lo hacen antes de empezar a tener síntomas

El grupo de edad de 20 a 29 años, seguido del de 30 a 39 años, es el que origina más brotes de Covid-19, según un estudio que ha analizado todos los casos de la enfermedad registrados en Japón hasta la declaración de su estado de alarma. Los resultados tienen implicaciones para países que, como España, recuperan una situación de normalidad.

El estudio, presentado en la revista Emerging Infectious Diseases, revela que la mayoría de los adultos jóvenes que inician brotes lo hacen antes de empezar a tener síntomas, cuando aún no son conscientes de que pueden contagiar a otras personas.

Revela asimismo que la mayoría de las personas afectadas por los brotes corresponde a grupos de edad más altos.

Los investigadores aconsejan evitar tres situaciones que elevan el riesgo de contagio: espacios cerrados con poca ventilación, espacios llenos de gente y situaciones de contacto estrecho con otras personas.

Pacientes presintomáticos

Un 56% de los episodios empezó antes de que el primer afectado empezara a sentirse mal.

Estos resultados concuerdan con observaciones realizadas en otros países. En Corea del Sur, investigadores de la Universidad Dankook en la ciudad de Yongi identificaron a 112 personas que han contraído la Covid-19 en clases de fitness en doce gimnasios, según otro estudio presentado en Emerging Infectious Diseases .

Te puede interesar: Autoridades chinas advierten de un nuevo coronavirus más peligroso

En Estados Unidos, se ha registrado un brote con 32 casos confirmados, otros 20 probables y dos muertes después de que una persona con el coronavirus participara en un ensayo de dos horas y media en un coro en el estado de Washington.

En el estudio de Japón, liderado por investigadores de la Universidad de Kioto y la Universidad Tohoku en Sendai, se han analizado los 2.163 casos diagnosticados hasta el 4 de abril y atribuidos a contagios ocurridos dentro del país.

Los investigadores han identificado un total de 61 brotes de Covid-19 que han afectado a un mínimo de cinco personas y que se han originado fuera de los hogares.

Al igual que ha ocurrido en otros países, una proporción notable de los brotes se ha producido en centros sanitarios (donde se ha registrado el 30%) y centros sociosanitarios como residencias (otro 16%). El mayor de todos, que afectó a más de cien personas, se produjo en un hospital.

Entre los contagios ocurridos en lugares públicos, bares y restaurantes son los lugares donde se han producido más brotes, con un 16% del total. Les siguen, por este orden, centros de trabajo (con un 13%), acontecimientos musicales (11%) y gimnasios (8%). El que más propagó el coronavirus fue un concierto en el que resultaron infectadas más de 30 personas.

En los casos en que han podido identificar a las personas que iniciaron los brotes, los investigadores han observado que la mitad tenían entre 20 y 39 años, mientras que la mayoría de las personas diagnosticadas de Covid-19 tienen más de 40 años.

En los casos en que se ha podido determinar la fecha de inicio de síntomas del primer caso, se ha visto que el 56% de los brotes empezaron cuando el paciente índice estaba aún en fase presintomática y otro 25%, el mismo día en que se empezó a encontrar mal.

Entre generaciones


Los menores de 40 años pueden ser vectores de transmisión del virus a otras franjas de edad.

“No sabemos si la diferencia en los patrones de transmisión entre personas jóvenes y mayores se debe a factores sociales, biológicos o a ambos”, escriben los investigadores en el artículo científico en que presentan sus resultados. Dada la influencia de factores sociales en los comportamientos que conllevan riesgo de contagio, es probable que los porcentajes fueran distintos si se realizara el mismo estudio en España.

Pero los datos de Japón confirman la importancia de los pacientes presintomáticos en la epidemia y sugieren que los adultos jóvenes pueden actuar como vectores de transmisión del virus hacia otras franjas de edad, que son las que sufren los mayores daños de la Covid-19.

18 junio, 2020

La mayoría de los adultos jóvenes que inician brotes lo hacen antes de empezar a tener síntomas

El grupo de edad de 20 a 29 años, seguido del de 30 a 39 años, es el que origina más brotes de Covid-19, según un estudio que ha analizado todos los casos de la enfermedad registrados en Japón hasta la declaración de su estado de alarma. Los resultados tienen implicaciones para países que, como España, recuperan una situación de normalidad.

El estudio, presentado en la revista Emerging Infectious Diseases, revela que la mayoría de los adultos jóvenes que inician brotes lo hacen antes de empezar a tener síntomas, cuando aún no son conscientes de que pueden contagiar a otras personas.

Revela asimismo que la mayoría de las personas afectadas por los brotes corresponde a grupos de edad más altos.

Los investigadores aconsejan evitar tres situaciones que elevan el riesgo de contagio: espacios cerrados con poca ventilación, espacios llenos de gente y situaciones de contacto estrecho con otras personas.

Pacientes presintomáticos

Un 56% de los episodios empezó antes de que el primer afectado empezara a sentirse mal.

Estos resultados concuerdan con observaciones realizadas en otros países. En Corea del Sur, investigadores de la Universidad Dankook en la ciudad de Yongi identificaron a 112 personas que han contraído la Covid-19 en clases de fitness en doce gimnasios, según otro estudio presentado en Emerging Infectious Diseases .

Te puede interesar: Autoridades chinas advierten de un nuevo coronavirus más peligroso

En Estados Unidos, se ha registrado un brote con 32 casos confirmados, otros 20 probables y dos muertes después de que una persona con el coronavirus participara en un ensayo de dos horas y media en un coro en el estado de Washington.

En el estudio de Japón, liderado por investigadores de la Universidad de Kioto y la Universidad Tohoku en Sendai, se han analizado los 2.163 casos diagnosticados hasta el 4 de abril y atribuidos a contagios ocurridos dentro del país.

Los investigadores han identificado un total de 61 brotes de Covid-19 que han afectado a un mínimo de cinco personas y que se han originado fuera de los hogares.

Al igual que ha ocurrido en otros países, una proporción notable de los brotes se ha producido en centros sanitarios (donde se ha registrado el 30%) y centros sociosanitarios como residencias (otro 16%). El mayor de todos, que afectó a más de cien personas, se produjo en un hospital.

Entre los contagios ocurridos en lugares públicos, bares y restaurantes son los lugares donde se han producido más brotes, con un 16% del total. Les siguen, por este orden, centros de trabajo (con un 13%), acontecimientos musicales (11%) y gimnasios (8%). El que más propagó el coronavirus fue un concierto en el que resultaron infectadas más de 30 personas.

En los casos en que han podido identificar a las personas que iniciaron los brotes, los investigadores han observado que la mitad tenían entre 20 y 39 años, mientras que la mayoría de las personas diagnosticadas de Covid-19 tienen más de 40 años.

En los casos en que se ha podido determinar la fecha de inicio de síntomas del primer caso, se ha visto que el 56% de los brotes empezaron cuando el paciente índice estaba aún en fase presintomática y otro 25%, el mismo día en que se empezó a encontrar mal.

Entre generaciones


Los menores de 40 años pueden ser vectores de transmisión del virus a otras franjas de edad.

“No sabemos si la diferencia en los patrones de transmisión entre personas jóvenes y mayores se debe a factores sociales, biológicos o a ambos”, escriben los investigadores en el artículo científico en que presentan sus resultados. Dada la influencia de factores sociales en los comportamientos que conllevan riesgo de contagio, es probable que los porcentajes fueran distintos si se realizara el mismo estudio en España.

Pero los datos de Japón confirman la importancia de los pacientes presintomáticos en la epidemia y sugieren que los adultos jóvenes pueden actuar como vectores de transmisión del virus hacia otras franjas de edad, que son las que sufren los mayores daños de la Covid-19.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *