Estos son algunos síntomas del cáncer de colon

A medida que este cáncer crece, empieza a invadir la pared del intestino o del recto A raíz de la […]

A medida que este cáncer crece, empieza a invadir la pared del intestino o del recto

A raíz de la publicación de Adele Roberts, una DJ británica de Radio 1, sobre su reciente diagnóstico de cáncer de colon, muchos internautas se han preguntado de qué se trata este tipo de cáncer y cuáles síntomas pueden ayudar a identificarlo.

A medida que este cáncer crece, empieza a invadir la pared del intestino o del recto. También puede invadir los ganglios linfáticos cercanos.

El cáncer de colón es ligeramente más común en hombres que en mujeres. Según cifras de la Sociedad Americana contra el Cáncer, cada año unas 140.250 personas en los Estados Unidos desarrollan esta enfermedad y en torno a 50.630 mueren por esta causa, llegando a representar la segunda causa de muerte por cáncer en el mundo.

Según la organización benéfica Bowel Cancer UK, el cáncer de intestino generalmente ocurre en los grupos de edad avanzada: el 94% de las personas diagnosticadas tienen más de 50 años y el 59% más de 70. Pero es importante recordar que el cáncer de intestino puede ocurrir a cualquier edad, incluso entre los 20 y 40 años.

Puede ser fácil pasar por alto los síntomas del cáncer de colon y la gente suele atribuir las variaciones en la evacuación intestinal a la inflamación, a lo que comen o a los cambios en su cuerpo a medida que envejecen.

Por esta razón es mejor realizarse chequeos médicos si se presentan los siguientes síntomas: cambios en los hábitos intestinales que duren por varios días, sangrado rectal, heces oscuras o sangre en las heces, calambres o dolor abdominal (vientre), debilidad, fatiga y pérdida de peso no intencionada.

Algunas personas pueden estar en mayor riesgo si se tienen antecedentes familiares de cáncer de intestino, si se padece una enfermedad intestinal hereditaria como la poliposis adenomatosa familiar o el cáncer colorrectal hereditario también conocido como síndrome de Lynch.

Las personas con enfermedades intestinales inflamatorias de larga duración, como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa o que tienen antecedentes de pólipos o adenomas también podrían estar en un mayor riesgo. Algunos otros factores que inciden pueden ser la obesidad, el tabaquismo, una dieta carente de fibra o rica en carnes procesadas y rojas y el consumo excesivo de alcohol.

2 noviembre, 2021

A medida que este cáncer crece, empieza a invadir la pared del intestino o del recto

A raíz de la publicación de Adele Roberts, una DJ británica de Radio 1, sobre su reciente diagnóstico de cáncer de colon, muchos internautas se han preguntado de qué se trata este tipo de cáncer y cuáles síntomas pueden ayudar a identificarlo.

A medida que este cáncer crece, empieza a invadir la pared del intestino o del recto. También puede invadir los ganglios linfáticos cercanos.

El cáncer de colón es ligeramente más común en hombres que en mujeres. Según cifras de la Sociedad Americana contra el Cáncer, cada año unas 140.250 personas en los Estados Unidos desarrollan esta enfermedad y en torno a 50.630 mueren por esta causa, llegando a representar la segunda causa de muerte por cáncer en el mundo.

Según la organización benéfica Bowel Cancer UK, el cáncer de intestino generalmente ocurre en los grupos de edad avanzada: el 94% de las personas diagnosticadas tienen más de 50 años y el 59% más de 70. Pero es importante recordar que el cáncer de intestino puede ocurrir a cualquier edad, incluso entre los 20 y 40 años.

Puede ser fácil pasar por alto los síntomas del cáncer de colon y la gente suele atribuir las variaciones en la evacuación intestinal a la inflamación, a lo que comen o a los cambios en su cuerpo a medida que envejecen.

Por esta razón es mejor realizarse chequeos médicos si se presentan los siguientes síntomas: cambios en los hábitos intestinales que duren por varios días, sangrado rectal, heces oscuras o sangre en las heces, calambres o dolor abdominal (vientre), debilidad, fatiga y pérdida de peso no intencionada.

Algunas personas pueden estar en mayor riesgo si se tienen antecedentes familiares de cáncer de intestino, si se padece una enfermedad intestinal hereditaria como la poliposis adenomatosa familiar o el cáncer colorrectal hereditario también conocido como síndrome de Lynch.

Las personas con enfermedades intestinales inflamatorias de larga duración, como la enfermedad de Crohn, la colitis ulcerosa o que tienen antecedentes de pólipos o adenomas también podrían estar en un mayor riesgo. Algunos otros factores que inciden pueden ser la obesidad, el tabaquismo, una dieta carente de fibra o rica en carnes procesadas y rojas y el consumo excesivo de alcohol.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *