¡Descubre las propiedades del cambur!

Un cambur contiene aproximadamente 100 calorías, 1 gramo de proteína, 25 gramos de hidratos de carbono y menos de un […]

Un cambur contiene aproximadamente 100 calorías, 1 gramo de proteína, 25 gramos de hidratos de carbono y menos de un gramo de grasa

El cambur es una fruta deliciosa y aporta a tu cuerpomás de lo que crees, ya que cuenta con varias propiedades para la salud.

Aquí te diremos todo lo que quieres saber acerca de esta fruta. Te explicaremos la mejor manera de comerlo para que favorezca tu metabolismo.

Valores nutricionales


Un cambur contiene aproximadamente 100 calorías, 1 gramo de proteína, 25 gramos de hidratos de carbono y menos de un gramo de grasa. También contiene 3 gramos de fibra. Es rico en vitaminas B6 y C, ácido fólico y minerales como el magnesio y el potasio.

El cambur es rico en fécula


A pesar de que es una fruta, sus valores nutricionales hacen que pertenezca a la categoría de las féculas junto con otros alimentos como la papá, el cereal, las harinas, el maní, etc.

Este punto es fundamental a la hora de determinar cuál es el mejor momento para comerlo, con qué alimentos combinarlo, etc.

¿Cuándo consumirlo?


Las féculas tienen la característica principal de aportar energía al organismo y de ser de lenta digestión; por ese motivo no se recomienda consumirlas de noche, ya que a esas horas engordan.

En cambio, son excelentes por la mañana, ya que aportan energía para todo el día.

Propiedades del cambur

Consumir cambur o plátanos habitualmente aporta las siguientes propiedades beneficiosas a nuestro organismo.

Reduce los niveles de colesterol, regula los problemas intestinales, reduce los calambres musculares, aporta energía rápidamente, por lo que es una fruta excelente para niños y deportistas, o para casos de agotamiento, fatiga crónica y fibromialgia.

También, regula el sistema nervioso y ayuda a aliviar problemas de ansiedad, irritabilidad, etc.

Te puede interesar: ¿Sabes algo acerca de los conservantes?

Por si fuera poco, ayuda a tratar naturalmente la anemia, disminuye la hipertensión arterial, reduce el riesgo de sufrir infartos, sus propiedades alcalinizantes funcionan como un antiácido natural, reduce las náuseas y vómitos matutinos.

Se recomienda cuando se sufren úlceras, alivia los dolores de la menstruación y es un buen complemento en el tratamiento para dejar el tabaco.

Es una fruta imprescindible para las mujeres embarazadas, ya que reduce las náuseas, regula el intestino, aporta energía sin engordar y contiene ácido fólico.

Recetas rápidas

La única indicación es que el cambur debe comerse siempre bien maduro, ya que sino dificultaría su digestión. Por lo demás, ofrece innumerables posibilidades culinarias:

Da una textura cremosa y dulce a los batidos. Esto permite poder añadir otros ingredientes saludables menos sabrosos pero muy beneficiosos, como algún vegetal de hoja verde, yogur, etc.

Una manera muy original y ligera de hacer un helado de cambur consiste en pelarlos bien maduros y congelarlos. Cuando ya estén congelados se trituran en una batidora junto con un yogur.

Incluso se le pude añadir chocolate caliente por encima, si se desea un postre delicioso y atractivo.

Si de bizcochos se trata, el cambur permite usar menos azúcar a la hora de cocinarlos y además les da jugosidad. Otra opción es asarlos con canela como acompañante de algunos platillos.

A los más pequeños se les puede dar machacado y mezclado con cacao hasta formar una pasta untuosa, muy saludable, sin lácteos, harinas ni azúcares.

13 noviembre, 2019

Un cambur contiene aproximadamente 100 calorías, 1 gramo de proteína, 25 gramos de hidratos de carbono y menos de un gramo de grasa

El cambur es una fruta deliciosa y aporta a tu cuerpomás de lo que crees, ya que cuenta con varias propiedades para la salud.

Aquí te diremos todo lo que quieres saber acerca de esta fruta. Te explicaremos la mejor manera de comerlo para que favorezca tu metabolismo.

Valores nutricionales


Un cambur contiene aproximadamente 100 calorías, 1 gramo de proteína, 25 gramos de hidratos de carbono y menos de un gramo de grasa. También contiene 3 gramos de fibra. Es rico en vitaminas B6 y C, ácido fólico y minerales como el magnesio y el potasio.

El cambur es rico en fécula


A pesar de que es una fruta, sus valores nutricionales hacen que pertenezca a la categoría de las féculas junto con otros alimentos como la papá, el cereal, las harinas, el maní, etc.

Este punto es fundamental a la hora de determinar cuál es el mejor momento para comerlo, con qué alimentos combinarlo, etc.

¿Cuándo consumirlo?


Las féculas tienen la característica principal de aportar energía al organismo y de ser de lenta digestión; por ese motivo no se recomienda consumirlas de noche, ya que a esas horas engordan.

En cambio, son excelentes por la mañana, ya que aportan energía para todo el día.

Propiedades del cambur

Consumir cambur o plátanos habitualmente aporta las siguientes propiedades beneficiosas a nuestro organismo.

Reduce los niveles de colesterol, regula los problemas intestinales, reduce los calambres musculares, aporta energía rápidamente, por lo que es una fruta excelente para niños y deportistas, o para casos de agotamiento, fatiga crónica y fibromialgia.

También, regula el sistema nervioso y ayuda a aliviar problemas de ansiedad, irritabilidad, etc.

Te puede interesar: ¿Sabes algo acerca de los conservantes?

Por si fuera poco, ayuda a tratar naturalmente la anemia, disminuye la hipertensión arterial, reduce el riesgo de sufrir infartos, sus propiedades alcalinizantes funcionan como un antiácido natural, reduce las náuseas y vómitos matutinos.

Se recomienda cuando se sufren úlceras, alivia los dolores de la menstruación y es un buen complemento en el tratamiento para dejar el tabaco.

Es una fruta imprescindible para las mujeres embarazadas, ya que reduce las náuseas, regula el intestino, aporta energía sin engordar y contiene ácido fólico.

Recetas rápidas

La única indicación es que el cambur debe comerse siempre bien maduro, ya que sino dificultaría su digestión. Por lo demás, ofrece innumerables posibilidades culinarias:

Da una textura cremosa y dulce a los batidos. Esto permite poder añadir otros ingredientes saludables menos sabrosos pero muy beneficiosos, como algún vegetal de hoja verde, yogur, etc.

Una manera muy original y ligera de hacer un helado de cambur consiste en pelarlos bien maduros y congelarlos. Cuando ya estén congelados se trituran en una batidora junto con un yogur.

Incluso se le pude añadir chocolate caliente por encima, si se desea un postre delicioso y atractivo.

Si de bizcochos se trata, el cambur permite usar menos azúcar a la hora de cocinarlos y además les da jugosidad. Otra opción es asarlos con canela como acompañante de algunos platillos.

A los más pequeños se les puede dar machacado y mezclado con cacao hasta formar una pasta untuosa, muy saludable, sin lácteos, harinas ni azúcares.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *