Consejos para medir tu presión arterial desde casa

Un buen control de la presión arterial disminuye 50% el riesgo de padecer demencia senil; además puedes evitar un infarto, […]

Un buen control de la presión arterial disminuye 50% el riesgo de padecer demencia senil; además puedes evitar un infarto, así que agarra dato

Un buen control de la presión arterial disminuye 50% el riesgo de padecer demencia senil, además puedes evitar un infarto.

Tomar las medidas necesarias cuando nuestra salud está en riesgo, permitirá que la circulación sanguínea irrigue sin problemas al cerebro, evitando la creación de coágulos.

Los niveles de presión arterial adecuados para una persona sana son de 120/80 y si se eleva más de 140/90 deben tomarse precauciones.

Desde nuestra casa podemos tener un monitoreo constante de la presión, de manera que en cuanto notemos un cambio, acudamos al doctor y prevenir sorpresas.

Mide la presión arterial en casa

Antes de tomarte la presión asegúrate de no beber alcohol o cafeína, ni productos derivados del tabaco 30 minutos antes.

Las siguientes instrucciones son para el uso de un esfigmómetro (aparato para medir la presión).

Antes de empezar es básico conoce la diferencia entre la presión sistólica y distólica; el primer valor mide cuando el corazón bombea y el segundo nos indica cuando éste descansa descansa (ésta siempre es menor).

Siéntate, sin moverte ni hablar, en una posición cómoda con las piernas y pantorrillas sin cruzar y con un soporte en la espalda.

Te puede interesar: ¡La vitamina A ayuda a combatir las arrugas!

Coloca tu brazo izquierdo levantado al nivel del corazón sobre una mesa o escritorio.

Debes envolver la parte superior de tu brazo con el esfigmómetro de manera que el borde inferior quede a 2.5cm por encima del pliegue del codo.

Ubica la arteria mayor en el interior del codo, palpando el pulso y coloca el estetoscopio sobre ella, por debajo del esfigmómetro.

Verifica que la válvula en la pera infladora de caucho este cerrada
Comprime rápidamente la pera para inflar el esfigmómetro hasta que el medidor marque 30 mmHG. por encima de la presión sistólica normal o hasta 210mmHg.

Abre la válvula ligeramente dejando que la presión disminuya entre 2 a 5 mmHg por segundo. El nivel en el medidor se registra en cuanto escuches el priemr pulso; esta es la presión sistólica.

Sigue escuchando el pulso; en el momento en el que el sonido desaparece, anota es la presión diastólica.

Es importante destacar que ya existen monitores digitales que indica ambos valores de manera automática en una pantalla.

El diagnóstico a tiempo es la única arma para proteger al paciente. Tomar conciencia como cambiar hábitos alimenticios, tomar medicamentos prescritos, hacer ejercicio se logran controlar en 99 % de los casos.

13 diciembre, 2019

Un buen control de la presión arterial disminuye 50% el riesgo de padecer demencia senil; además puedes evitar un infarto, así que agarra dato

Un buen control de la presión arterial disminuye 50% el riesgo de padecer demencia senil, además puedes evitar un infarto.

Tomar las medidas necesarias cuando nuestra salud está en riesgo, permitirá que la circulación sanguínea irrigue sin problemas al cerebro, evitando la creación de coágulos.

Los niveles de presión arterial adecuados para una persona sana son de 120/80 y si se eleva más de 140/90 deben tomarse precauciones.

Desde nuestra casa podemos tener un monitoreo constante de la presión, de manera que en cuanto notemos un cambio, acudamos al doctor y prevenir sorpresas.

Mide la presión arterial en casa

Antes de tomarte la presión asegúrate de no beber alcohol o cafeína, ni productos derivados del tabaco 30 minutos antes.

Las siguientes instrucciones son para el uso de un esfigmómetro (aparato para medir la presión).

Antes de empezar es básico conoce la diferencia entre la presión sistólica y distólica; el primer valor mide cuando el corazón bombea y el segundo nos indica cuando éste descansa descansa (ésta siempre es menor).

Siéntate, sin moverte ni hablar, en una posición cómoda con las piernas y pantorrillas sin cruzar y con un soporte en la espalda.

Te puede interesar: ¡La vitamina A ayuda a combatir las arrugas!

Coloca tu brazo izquierdo levantado al nivel del corazón sobre una mesa o escritorio.

Debes envolver la parte superior de tu brazo con el esfigmómetro de manera que el borde inferior quede a 2.5cm por encima del pliegue del codo.

Ubica la arteria mayor en el interior del codo, palpando el pulso y coloca el estetoscopio sobre ella, por debajo del esfigmómetro.

Verifica que la válvula en la pera infladora de caucho este cerrada
Comprime rápidamente la pera para inflar el esfigmómetro hasta que el medidor marque 30 mmHG. por encima de la presión sistólica normal o hasta 210mmHg.

Abre la válvula ligeramente dejando que la presión disminuya entre 2 a 5 mmHg por segundo. El nivel en el medidor se registra en cuanto escuches el priemr pulso; esta es la presión sistólica.

Sigue escuchando el pulso; en el momento en el que el sonido desaparece, anota es la presión diastólica.

Es importante destacar que ya existen monitores digitales que indica ambos valores de manera automática en una pantalla.

El diagnóstico a tiempo es la única arma para proteger al paciente. Tomar conciencia como cambiar hábitos alimenticios, tomar medicamentos prescritos, hacer ejercicio se logran controlar en 99 % de los casos.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *