¿Conoces qué cantidad de agua debe beber una persona mayor?

De acuerdo a los expertos, con el envejecimiento, el cuerpo pierde la capacidad de sentir sed en respuesta a la […]

De acuerdo a los expertos, con el envejecimiento, el cuerpo pierde la capacidad de sentir sed en respuesta a la falta de líquido

La cantidad del consumo de líquido en las personas mayores es un tema de preocupación. ¿Cuánta agua ha de beber un adulto mayor? Es necesario entender que el cuerpo continúa necesitando cantidades similares de líquido para mantener una hidratación adecuada.

Según los estudios indican en condiciones y nivel de actividad normales, los varones deben consumir 2,5 litros de agua al día y las mujeres 2,0 litros. El European Hydration Institute (EHI) elaboró una guía para ayudar a las personas mayores a mantener un grado de hidratación satisfactorio. En dicho documento, señala una serie de factores que hay que tener especialmente en cuenta con respecto a la hidratación en las personas mayores.

De acuerdo a los expertos, con el envejecimiento, el cuerpo pierde la capacidad de sentir sed en respuesta a la falta de líquido, lo que aumenta el riesgo de sufrir deshidratación. Ante esto, es necesario para lograr un grado de hidratación satisfactorio, por lo tanto, las personas mayores deben prever la demanda corporal de agua, en vez de esperar siempre a tener sed para beber algo.

Te puede interesar: Conoce las frutas que puedes consumir en el verano

Asimismo, la función renal se deteriora con la edad, lo que significa que se pierde más líquido y aumenta la demanda de agua.

Se debe tener presente, que en las personas mayores y en las de edad muy avanzada la deshidratación es más grave que en las personas más jóvenes y puede llegar a ser mortal, además, aumenta el riesgo de caídas, infecciones urinarias, alteración de la función cerebral y otras afecciones.

De la misma forma, existen medicamentos que pueden inhibir el mecanismo de la sed y modificar el grado de hidratación de otras maneras y las personas con problemas de memoria es posible que les resulte difícil recordar cuándo bebieron por última vez.

Los síntomas físicos en las personas mayores cuando se encuentran deshidratado son: disminución del grado de consciencia, sequedad en las axilas, sequedad de la boca, ojos hundidos, disminución de la tersura de la piel y prolongación del tiempo de llenado capilar.

Por lo tanto, recomiendan a cuidadores y familiares que aconsejen a las personas mayores sobre cómo hidratarse correctamente, por ejemplo, animándoles a beber distintos tipos de líquidos y ofreciéndoles bebidas en las comidas y entre horas.

Los cuidadores deben conocer los cambios en los hábitos alimenticios y en los medicamentos que se toman, ya que ello puede modificar el grado de hidratación.

10 agosto, 2019

De acuerdo a los expertos, con el envejecimiento, el cuerpo pierde la capacidad de sentir sed en respuesta a la falta de líquido

La cantidad del consumo de líquido en las personas mayores es un tema de preocupación. ¿Cuánta agua ha de beber un adulto mayor? Es necesario entender que el cuerpo continúa necesitando cantidades similares de líquido para mantener una hidratación adecuada.

Según los estudios indican en condiciones y nivel de actividad normales, los varones deben consumir 2,5 litros de agua al día y las mujeres 2,0 litros. El European Hydration Institute (EHI) elaboró una guía para ayudar a las personas mayores a mantener un grado de hidratación satisfactorio. En dicho documento, señala una serie de factores que hay que tener especialmente en cuenta con respecto a la hidratación en las personas mayores.

De acuerdo a los expertos, con el envejecimiento, el cuerpo pierde la capacidad de sentir sed en respuesta a la falta de líquido, lo que aumenta el riesgo de sufrir deshidratación. Ante esto, es necesario para lograr un grado de hidratación satisfactorio, por lo tanto, las personas mayores deben prever la demanda corporal de agua, en vez de esperar siempre a tener sed para beber algo.

Te puede interesar: Conoce las frutas que puedes consumir en el verano

Asimismo, la función renal se deteriora con la edad, lo que significa que se pierde más líquido y aumenta la demanda de agua.

Se debe tener presente, que en las personas mayores y en las de edad muy avanzada la deshidratación es más grave que en las personas más jóvenes y puede llegar a ser mortal, además, aumenta el riesgo de caídas, infecciones urinarias, alteración de la función cerebral y otras afecciones.

De la misma forma, existen medicamentos que pueden inhibir el mecanismo de la sed y modificar el grado de hidratación de otras maneras y las personas con problemas de memoria es posible que les resulte difícil recordar cuándo bebieron por última vez.

Los síntomas físicos en las personas mayores cuando se encuentran deshidratado son: disminución del grado de consciencia, sequedad en las axilas, sequedad de la boca, ojos hundidos, disminución de la tersura de la piel y prolongación del tiempo de llenado capilar.

Por lo tanto, recomiendan a cuidadores y familiares que aconsejen a las personas mayores sobre cómo hidratarse correctamente, por ejemplo, animándoles a beber distintos tipos de líquidos y ofreciéndoles bebidas en las comidas y entre horas.

Los cuidadores deben conocer los cambios en los hábitos alimenticios y en los medicamentos que se toman, ya que ello puede modificar el grado de hidratación.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *