¿Conoces acerca de trastornos de ansiedad?

Todos los tipos presentan signos y síntomas que giran alrededor de preocupaciones o terrores excesivos Existen varios tipos de trastornos […]

Todos los tipos presentan signos y síntomas que giran alrededor de preocupaciones o terrores excesivos

Existen varios tipos de trastornos de ansiedad, que oscilan desde una fobia específica hasta el trastorno de estrés postraumático. Todos los tipos presentan signos y síntomas que giran alrededor de preocupaciones o terrores excesivos y recaen dentro de tres categorías:

Pensamientos

La mente puede estar dominada por pensamientos temerosos respecto a lo que podría ocurrir.

Sensaciones físicas

la persona puede presentar sensaciones físicas, como taquicardia, sudoración, malestar estomacal y sensación de sofoco, mareo, agitación o inquietud. Algunos pueden interpretar mal esas sensaciones y asociarlas con alguna enfermedad grave. Dichos signos y síntomas físicos pueden exacerbar ciertas afecciones físicas, tales como la migraña o el síndrome del colon irritable.

Te puede interesar: 10 señales para reconocer el Alzheimer

Comportamientos

Las personas con trastornos de ansiedad podrían evitar salir fuera de casa por temor a las multitudes, o a veces repetir ciertas actividades, tales como revisar una y otra vez la cerradura de la puerta o llamar repetidamente a los seres queridos varias veces al día. Esos comportamientos pueden disminuir temporalmente la ansiedad, pero con el transcurso del tiempo, generalmente se convierten en parte del problema.

No hay que pasar por alto los síntomas de los trastornos de ansiedad. El primer paso para reducir la repercusión de la ansiedad es buscar ayuda, lo que incluye someterse a una evaluación completa y recibir el diagnóstico correcto.

La ansiedad generalmente se ve complicada u opacada por otras enfermedades, tales como depresión, cardiopatía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), diabetes y otras afecciones. Vivir con un trastorno crónico de ansiedad puede aumentar el riesgo de padecer otras enfermedades, entre ellas, accidentes cerebrovasculares y cardiopatías coronarias.

El tratamiento podría incluir aprender nuevos métodos para lidiar con las situaciones, conversar con un terapeuta o administrarse medicamentos.

15 junio, 2020

Todos los tipos presentan signos y síntomas que giran alrededor de preocupaciones o terrores excesivos

Existen varios tipos de trastornos de ansiedad, que oscilan desde una fobia específica hasta el trastorno de estrés postraumático. Todos los tipos presentan signos y síntomas que giran alrededor de preocupaciones o terrores excesivos y recaen dentro de tres categorías:

Pensamientos

La mente puede estar dominada por pensamientos temerosos respecto a lo que podría ocurrir.

Sensaciones físicas

la persona puede presentar sensaciones físicas, como taquicardia, sudoración, malestar estomacal y sensación de sofoco, mareo, agitación o inquietud. Algunos pueden interpretar mal esas sensaciones y asociarlas con alguna enfermedad grave. Dichos signos y síntomas físicos pueden exacerbar ciertas afecciones físicas, tales como la migraña o el síndrome del colon irritable.

Te puede interesar: 10 señales para reconocer el Alzheimer

Comportamientos

Las personas con trastornos de ansiedad podrían evitar salir fuera de casa por temor a las multitudes, o a veces repetir ciertas actividades, tales como revisar una y otra vez la cerradura de la puerta o llamar repetidamente a los seres queridos varias veces al día. Esos comportamientos pueden disminuir temporalmente la ansiedad, pero con el transcurso del tiempo, generalmente se convierten en parte del problema.

No hay que pasar por alto los síntomas de los trastornos de ansiedad. El primer paso para reducir la repercusión de la ansiedad es buscar ayuda, lo que incluye someterse a una evaluación completa y recibir el diagnóstico correcto.

La ansiedad generalmente se ve complicada u opacada por otras enfermedades, tales como depresión, cardiopatía, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), diabetes y otras afecciones. Vivir con un trastorno crónico de ansiedad puede aumentar el riesgo de padecer otras enfermedades, entre ellas, accidentes cerebrovasculares y cardiopatías coronarias.

El tratamiento podría incluir aprender nuevos métodos para lidiar con las situaciones, conversar con un terapeuta o administrarse medicamentos.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *