¿Cómo preparar una consulta médica?

Antes de la visita con el especialista se debe realizar una lista en la que se escriban todas las dudas […]

Antes de la visita con el especialista se debe realizar una lista en la que se escriban todas las dudas e interrogantes que se tengan

 

El médico especialista debe ser el aliado para cualquier paciente; debe existir confianza y empatía entre ambos. Preparar la consulta médica es la clave para convertirse en pacientes activos, mejorando desde todo  punto de vista los resultados.

Cada vez es más frecuente salir de la consulta del médico especialista o del de atención primaria y darse cuenta, ya en el pasillo o en la escalera, que no se ha preguntado algo que desde hace días te angustiaba y pues era el momento oportuno para aclarar las inquietudes e interrogantes. Es decir, se ha perdido el tiempo y la oportunidad de expresarse ante el médico.

Hay que recordar también que en oportunidades, por las múltiples ocupaciones del especialista, el médico no le dedica el suficiente tiempo a cada uno de los pacientes; además el uso de tecnicismos que no siempre se comprenden adecuadamente. Por todo lo expuesto anteriormente, a continuación se presentan una serie de recomendaciones para mejorar la visita con el médico y optimizar la información que se tiene  para conocer bien qué es lo que te sucede.

Antes de la visita con el especialista se debe realizar una lista en la que se escriban todas las dudas e interrogantes que se tengan. De igual forma, se debe incluir un informe con lo acontecido desde la visita anterior, incidencias, mejorías, recaídas, entre otros aspectos. También, se debe incluir cualquier otro documento que sea de interés para que el galeno realice el diagnóstico y el seguimiento de la enfermedad.

 

Te puede interesar: Cómo detectar y disminuir la depresión en nuestros mayores

 

El tiempo que invierte el médico en atender a cada paciente no es ilimitado; por ello al momento de acudir a la consulta hay que realizar preguntas claras y concretas, solicitando de igual forma respuestas claras y evitando el uso de términos demasiado técnicos. No hagamos perder el tiempo al médico con comentarios superficiales o fuera de lugar pero tampoco desaprovechemos el tiempo. Hay que salir de la consulta con las inquietudes aclaradas de la mejor manera posible.

En particular,  se debe salir del consultorio con el tratamiento perfectamente claro, qué pastillas, cuánto tiempo, en qué dosis y cómo se administra. Del mismo modo, se pueden hacer expectativas sobre la evolución de nuestra enfermedad y sobre los resultados a esperar del tratamiento.

Al terminar la visita y antes de abandonar el recinto es necesario recapitular la información recibida y comprobar que todo se tiene perfectamente claro.

En otro orden de ideas, es poco recomendable acudir a páginas de Internet para documentarse sobre temas médicos, dada la escala de credibilidad de las respuestas que se pueden encontrar, sobre todo en los foros. Sin embargo, ciertas web de organizaciones sanitarias sí pueden ser interesantes para aclarar dudas en temas generales.

En conclusión, puede considerarse un paciente activo y por tanto con mejores resultados en su tratamiento y en su salud, si hace una lista de dudas y preguntas antes de visitar al médico, se informa de su enfermedad buscando fuentes confiables, pide consejos al médico cuando lo requiere, sigue las recomendaciones, sabe a quién recurrir en cada ocasión, conoce su tratamiento y sabe para qué sirve cada pastilla.

19 diciembre, 2018

Antes de la visita con el especialista se debe realizar una lista en la que se escriban todas las dudas e interrogantes que se tengan

 

El médico especialista debe ser el aliado para cualquier paciente; debe existir confianza y empatía entre ambos. Preparar la consulta médica es la clave para convertirse en pacientes activos, mejorando desde todo  punto de vista los resultados.

Cada vez es más frecuente salir de la consulta del médico especialista o del de atención primaria y darse cuenta, ya en el pasillo o en la escalera, que no se ha preguntado algo que desde hace días te angustiaba y pues era el momento oportuno para aclarar las inquietudes e interrogantes. Es decir, se ha perdido el tiempo y la oportunidad de expresarse ante el médico.

Hay que recordar también que en oportunidades, por las múltiples ocupaciones del especialista, el médico no le dedica el suficiente tiempo a cada uno de los pacientes; además el uso de tecnicismos que no siempre se comprenden adecuadamente. Por todo lo expuesto anteriormente, a continuación se presentan una serie de recomendaciones para mejorar la visita con el médico y optimizar la información que se tiene  para conocer bien qué es lo que te sucede.

Antes de la visita con el especialista se debe realizar una lista en la que se escriban todas las dudas e interrogantes que se tengan. De igual forma, se debe incluir un informe con lo acontecido desde la visita anterior, incidencias, mejorías, recaídas, entre otros aspectos. También, se debe incluir cualquier otro documento que sea de interés para que el galeno realice el diagnóstico y el seguimiento de la enfermedad.

 

Te puede interesar: Cómo detectar y disminuir la depresión en nuestros mayores

 

El tiempo que invierte el médico en atender a cada paciente no es ilimitado; por ello al momento de acudir a la consulta hay que realizar preguntas claras y concretas, solicitando de igual forma respuestas claras y evitando el uso de términos demasiado técnicos. No hagamos perder el tiempo al médico con comentarios superficiales o fuera de lugar pero tampoco desaprovechemos el tiempo. Hay que salir de la consulta con las inquietudes aclaradas de la mejor manera posible.

En particular,  se debe salir del consultorio con el tratamiento perfectamente claro, qué pastillas, cuánto tiempo, en qué dosis y cómo se administra. Del mismo modo, se pueden hacer expectativas sobre la evolución de nuestra enfermedad y sobre los resultados a esperar del tratamiento.

Al terminar la visita y antes de abandonar el recinto es necesario recapitular la información recibida y comprobar que todo se tiene perfectamente claro.

En otro orden de ideas, es poco recomendable acudir a páginas de Internet para documentarse sobre temas médicos, dada la escala de credibilidad de las respuestas que se pueden encontrar, sobre todo en los foros. Sin embargo, ciertas web de organizaciones sanitarias sí pueden ser interesantes para aclarar dudas en temas generales.

En conclusión, puede considerarse un paciente activo y por tanto con mejores resultados en su tratamiento y en su salud, si hace una lista de dudas y preguntas antes de visitar al médico, se informa de su enfermedad buscando fuentes confiables, pide consejos al médico cuando lo requiere, sigue las recomendaciones, sabe a quién recurrir en cada ocasión, conoce su tratamiento y sabe para qué sirve cada pastilla.



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *