Cómo detectar y disminuir la depresión en nuestros mayores

Con estos consejos se puede evitar pensamientos negativos.   La tercera edad, no es fácil, ya sea por las enfermedades, […]

Con estos consejos se puede evitar pensamientos negativos.

 

La tercera edad, no es fácil, ya sea por las enfermedades, por las necesidades, entre otras razones. A la labor titánica de ser un adulto mayor en estos tiempos de continuos cambios, en algunas ocasiones, pueden sumarse trastornos psicológicos, entre ellos, la depresión.

La depresión en nuestros abuelos, padres, o seres queridos mayores, es más común de lo que muchos creen, aseguran expertos, quienes señalan que la depresión se presenta, por entre otros motivos, por el declive de todas aquellas estructuras que se habían desarrollado en etapas anteriores a la vejez. Los declives pueden ser en los físicos, cognitivo, emocional y social.

Hay que saber cómo evitar que nuestros mayores se depriman, porque de una depresión pueden venir enfermedades o pensamientos negativos que al materializarse llegan a fracturar a una familia.

Algunos de los síntomas de la depresión están:

  • Problemas para conciliar el sueño durante las noches.
  • Alucinaciones y delirios con mayores frecuencias
  • Pensamientos suicidas. A diferencia de las mujeres, los varones son los que más piensan en terminar con sus vidas. Hay que ponerle la lupa a los abuelos, y más a los que viven solos.
  • Un mayor nivel de irritabilidad.
  • Presencia de trastornos del sueño. Lo más recurrentes suelen ser: insomnio e hipersomnia.
  • Disfunción cognitiva.
  • La pérdida del apetito durante todo el día.
  • Problemas para movilizarse de un lado a otro.
  • Alexitimia.
  • Apatía.
  • Dificultades para memorizar y recordar sucesos recientes.
  • Frecuentes somatizaciones ansiosas.
  • Aislamiento social.
  • Soledad extremadamente marcada y manifestada por el adulto mayor.
  • Entre otros.

En el hipotético caso de que conozcamos que algún adulto mayor cercano que esté sufriendo de depresión ¿qué podemos hacer? O ¿cómo lo podemos ayudar?

Según varios expertos consultados y varias investigaciones realizadas, estos son algunos de los consejos:

  • Incentivarlos a que mantengan contacto con otras personas mayores.
  • Apuntarlos en clubes de lectura, o en gimnasios locales.
  • Invitarlo a reunirse con sus contemporáneos en lugares especiales, ya sean parques o comunidades.
  • Construirle una divertida dieta que tenga buena alimentación y que combine las frutas y los dulces, estos últimos deben ser consumidos en la menor medida posible, aunque la azúcar y el chocolate siempre es buena aliada cuando se trata de levantar ánimos.
  • Brindarles apoyo y compresión a cambio de nada. Importante, los familiares deben estar ahí, ya que ellos son claves para superar la depresión.

Sobre esta última sugerencia haremos hincapié. Si vives con una persona mayor te invitamos a que pase un poco de tiempo con ella. Haz que note tu presencia con cada uno de tus actos, ya que para él eres importante. Haz un horario en donde incluyas pequeñas salidas, los pequeños detalles hacen grandes diferencias, reza una máxima universal. Recuerda que tú tendrás esa edad y cuando eso pase te gustará pasar tiempo al lado de tus hijos, nietos, sobrinos, y amigos, entre otros.

¡Trata como te gustaría que te trataran!

 

21 noviembre, 2018

Con estos consejos se puede evitar pensamientos negativos.

 

La tercera edad, no es fácil, ya sea por las enfermedades, por las necesidades, entre otras razones. A la labor titánica de ser un adulto mayor en estos tiempos de continuos cambios, en algunas ocasiones, pueden sumarse trastornos psicológicos, entre ellos, la depresión.

La depresión en nuestros abuelos, padres, o seres queridos mayores, es más común de lo que muchos creen, aseguran expertos, quienes señalan que la depresión se presenta, por entre otros motivos, por el declive de todas aquellas estructuras que se habían desarrollado en etapas anteriores a la vejez. Los declives pueden ser en los físicos, cognitivo, emocional y social.

Hay que saber cómo evitar que nuestros mayores se depriman, porque de una depresión pueden venir enfermedades o pensamientos negativos que al materializarse llegan a fracturar a una familia.

Algunos de los síntomas de la depresión están:

  • Problemas para conciliar el sueño durante las noches.
  • Alucinaciones y delirios con mayores frecuencias
  • Pensamientos suicidas. A diferencia de las mujeres, los varones son los que más piensan en terminar con sus vidas. Hay que ponerle la lupa a los abuelos, y más a los que viven solos.
  • Un mayor nivel de irritabilidad.
  • Presencia de trastornos del sueño. Lo más recurrentes suelen ser: insomnio e hipersomnia.
  • Disfunción cognitiva.
  • La pérdida del apetito durante todo el día.
  • Problemas para movilizarse de un lado a otro.
  • Alexitimia.
  • Apatía.
  • Dificultades para memorizar y recordar sucesos recientes.
  • Frecuentes somatizaciones ansiosas.
  • Aislamiento social.
  • Soledad extremadamente marcada y manifestada por el adulto mayor.
  • Entre otros.

En el hipotético caso de que conozcamos que algún adulto mayor cercano que esté sufriendo de depresión ¿qué podemos hacer? O ¿cómo lo podemos ayudar?

Según varios expertos consultados y varias investigaciones realizadas, estos son algunos de los consejos:

  • Incentivarlos a que mantengan contacto con otras personas mayores.
  • Apuntarlos en clubes de lectura, o en gimnasios locales.
  • Invitarlo a reunirse con sus contemporáneos en lugares especiales, ya sean parques o comunidades.
  • Construirle una divertida dieta que tenga buena alimentación y que combine las frutas y los dulces, estos últimos deben ser consumidos en la menor medida posible, aunque la azúcar y el chocolate siempre es buena aliada cuando se trata de levantar ánimos.
  • Brindarles apoyo y compresión a cambio de nada. Importante, los familiares deben estar ahí, ya que ellos son claves para superar la depresión.

Sobre esta última sugerencia haremos hincapié. Si vives con una persona mayor te invitamos a que pase un poco de tiempo con ella. Haz que note tu presencia con cada uno de tus actos, ya que para él eres importante. Haz un horario en donde incluyas pequeñas salidas, los pequeños detalles hacen grandes diferencias, reza una máxima universal. Recuerda que tú tendrás esa edad y cuando eso pase te gustará pasar tiempo al lado de tus hijos, nietos, sobrinos, y amigos, entre otros.

¡Trata como te gustaría que te trataran!

 



Se parte de nuestra comunidad

Si no estás suscrito y deseas estarlo, puedes suscribirte dando click al botón. Al suscribirte podrás participar en todas nuestras encuestas, entre ellas, podrás elegir a que ONG quieres que se donen los ingresos de nuestra página. Además, tendrás la posibilidad de recibir en tu correo nuestras noticias más recientes para que estés al día.


Sugerencias

Discusión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *